3 de nov. de 2011

SEMINARIO DE FOTOGRAFÍA Y PERIODISMO DE ALBARRACÍN 2011

La semana pasada tuvo lugar una nueva edición del Seminario de Fotografía y Periodismo de Albarracín dirigido por Gervasio Sánchez y Sandra Balsells para mi una cita casi obligada desde hace años. Siempre se aprende algo nuevo en este seminario y, aunque la sensación de pesimismo respecto a la profesión de fotógrafo fue algo palpable, me quedo con el mensaje que hace referencia a que el cambio hacia un nuevo concepto de fotoperiodismo o fotografía documental está en nuestras manos, o más bien en nuestras cabezas. Buscar la manera de financiar proyectos, difundirlos y que sean rentables económicamente para poder producir más proyectos es algo complicado en estos momentos, pero siempre hubo maneras y ahora no va a dejar de haberlas, aunque el trabajo para lograrlo sea más complicado. 


En cuanto a los ponentes destaco de cada uno lo siguiente: 
 -Las reflexiones de Alberto García-Alix que, aunque son más que conocidas por casi todos, no deja de ser importante recordarlas de vez en cuando. Comparto bastantes aspectos de su "filosofía fotográfica", como que el proceso de fotografiar es individual o de cierta soledad y que hay que hacerse preguntas cuando fotografiamos como: "¿de qué me habla lo que estoy viendo?" o "¿quién soy yo frente a lo que veo?" También contó que el laboratorio fue lo que le enganchó a la fotografía, como a mi, que le fascinó y que en el tiempo de revelado hay un diálogo con la foto y con la vida. A este crack le puedes preguntar cualquier cosa que él te responderá de la misma manera, cualquier cosa. 
 -A Isabel Muñoz lo que le atrae de la fotografía "es poder ser testigo de cosas y poder compartirlas, la imagen tiene que llegar a la gente", quiere contar historias. Se sorprende de cómo con la fotografía se puede entrar a sitios poco accesibles. Busca la belleza y la estética, creo que éste es su fuerte, pero hay dos partes muy claras en su obra y, desde mi punto de vista  la fotografía más documental o reportera de su obra no tiene la misma fuerza que sus trabajos de danza, por ejemplo. Dice que "la crítica es importante, que se aprende más de los errores; te caes y te levantas". Su sensibilidad es muy notable al oír cómo habla.   "Siempre hay que utilizar tu ojo y tu corazón". 


 -La poesía visual de Manuel Sonseca nos hizo reflexionar sobre la evolución del fotógrafo y el hecho de mirar de fuera hacia dentro. Utilización de la metáfora. Nos mostró su fotografía intimista para hablar de sus experiencias, vivencias y sentimientos. Siempre con claras referencias a poetas como Pesoa o Neruda, la poesía portuguesa es un referente para él. Una lástima que su conferencia fuera a primera hora de la mañana. 
 -Chema Conesa puso especial hincapié en la necesidad que tiene la gente pública de controlar la imagen propia. Como retratista han pasado por sus ojos cientos de personas, conocidos en su mayor parte, y comenta que "la relación entre el fotógrafo y el fotografiado ha cambiado y esto es debido a que la sociedad también ha cambiado. La sociedad necesita crear personajes: estrellas, gente "interesante"..., y para ello es fundamental la imagen". Propone investigar y reflexionar sobre los retratos en pintura para utilizar las técnicas en los retratos fotográficos.  -La ponencia de Alfonso Moral se centró en su modelo de trabajo: elección del tema, edición y difusión, y esquematizó todo ello abiertamente de una manera muy sincera. Habló de lo fundamental que es la elección del tema que vas a tratar y comentó que los temas pequeños no tienen mucha salida en estos momentos, que es interesante poder desarrollar temas de largo tiempo o recorrido. Para él la fórmula para un fotoperiodista es "trabajo duro y constante". 
 -Para Montse Velando "estamos en tiempo de transición, cambios de soportes, y somos los jóvenes los que tenemos que proponer. Si nos cerramos a lo que había no podremos evolucionar, el papel, la prensa escrita no tiene mucha salida". Cuando retrata lo que hace es no juzgar a la persona que está enfrente. 


 -La conferencia de Gervasio Sánchéz fue, para mi, la más reflexiva y emotiva. Reflexionó sobre los valores de cualquier oficio y del fotoperiodismo en particular. Contó cómo cada uno de los trabajos que fue teniendo desde los 11 años le han ido sirviendo para aprender y tomar conciencia de las responsabilidades que supone trabajar en los medios."Es un oficio de 24 horas al día". "El valor del trabajo no es sólo económico". "Una sociedad sin buen periodismo está condenada al fracaso, a la manipulación". Dice que "el periodista debe ser indeseable, inoportuno y certero en su impertinencia" frase que tomó de un compañero. "Se tiene que vigilar a los centros del poder, no ser amigos de los que mandan". Nos propone que intentemos desarrollar    buenos proyectos, que esto es lo complicado ya que hacer buenas fotos es fácil. "Una buena imagen se lee o entiende en cualquier parte del mundo". La parte final de su ponencia la dedicó a tratar los temas relacionados con sus trabajos en zonas de conflicto. "Si no estás dispuesto a sentir el dolor de los demás no vas a poder ser sincero en lo que muestras. Hay que ser riguroso y comprometido". Para Gervasio mostrar la dignidad es lo único que importa y para transmitir hay que sentir. "Debemos mostrar a la gente como nos gustaría que nos mostraran si fuéramos esas personas. Tienen derecho a su dignidad". "La guerra no se puede contar; por muy bien que escribas, que encuadres o que hables no se puede transmitir el horror". 

Por último quería destacar la labor, la dedicación y el esfuerzo que Fosi Vegue y Julián Barón, directores de la escuela BlankPaper, pusieron en los visionados de los trabajos que los alumnos presentamos. Cuando alguien evalúa un trabajo, se moja con criterio, hace una crítica constructiva, da datos de autores, trabajos y libros, y todo ello de una manera amena y fluida es de agradecer este esfuerzo.

Os animo a que empecéis a reservar unos días para el Seminario de Albarracín del año que viene que será entre los días 20 y 23 de octubre. A pesar de esa sensación pesimista que se respiró este año, pienso que no sirve de nada llorar o lamentarse y que a partir del trabajo veremos cómo hacemos el camino.

4 comentarios:

Elena dijo...

El pesimismo al que haces referencia, no ha estado ausente en otros años, vivir de la fotografía lo hacen 4. Pero sinceramente creo que cada uno logra lo que se propone, si quieres vivir de la foto y pones empeño en ello tarde o temprano se hará realidad. Si ponemos por delante el "es difícil" "esta complicado" empezamos con mal pie, por qué no "es posible" "voy a intentarlo". Tener siempre a la vista la cima de la montaña, el objetivo, en la ascensión habrá tropiezos, cansancio, lluvia, ganas de abandonar... pero con el objetivo en tu cabeza, fuerza y voluntad, se llega. Ánimo a todos aquellos que esten por llegar a la cima.

Domingo Venero Barberán dijo...

Está claro que hay que intentar conseguir cualquier cosa que uno se proponga. Pero también hay que ser realista en algunos casos. Te aseguro que por mucha ilusión, por mucho empeño y sacrificio que ponga jamás llegaré a ser astronauta, por ejemplo, ya que éste objetivo está por encima de la cima de la montaña que comentas. Por lo tanto ánimo a todos aquellos que estemos en el camino hacia un objetivo, siempre dentro de nuestras posibilidades. Soy optimista, sé que es posible y lo estoy intentando...

sergio cuevas dijo...

Que cojones, Viva el rock & roll!!!!

Domingo Venero Barberán dijo...

jajaja Tengo pegada en la pared una frase que me dijiste hace ya tiempo: "Esto no es un luto, es una fiesta, es rock & roll"
Así que disfrutemos de nuestro viaje en la "highway to hell"!!