30/3/2012

29M, MANIFESTACIONES, VIOLENCIA Y REPRESIÓN EN BARCELONA

La violencia gratuita e indiscriminada no se puede justificar. La actuación de ayer fue vergonzosa, tanto por parte de los manifestantes radicales como por parte de las fuerzas del orden público. La gran mayoría de los manifestantes que ayer nos aglutinamos en el centro de Barcelona acudimos de forma pacífica.


Mi particular visión de lo que ocurrió ayer en Barcelona por los alrededores de Plaza Cataluña es la siguiente. Llegué con unos amigos a la plaza sobre las 18:10 y la situación en la calle Portal del Ángel era tranquila, gente de todas las edades empezaba a llegar de una forma pacífica. De repente los anti disturbios salieron de las grilleras, se pusieron en formación y empezaron a repartir palos a todo el mundo. La policía salió con la clara intención de dispersar la manifestación desde un principio. Por lo que se ve, al otro lado de la calle, en el Corte Inglés, encapuchados habían empezado a romper cristales ya quemar contenedores, pero la policía cargó contra cualquier persona.

Me río de las palabras de Xavier Trias, cuando dice que "nadie discute la actuación policial", ¡¡¡y una mierda para Trias!!! pues yo discuto y denuncio la brutalidad policial indiscriminada porque he visto como se actuó ayer y fue vergonzoso. Pido disculpas porque no tengo imágenes para demostrar lo que vi ya que no fui con la intención de cubrir la noticia, así que no estaba preparado con ópticas adecuadas, únicamente salí con el 35mm, solo fui uno más de los que salimos a la calle a manifestar nuestro cabreo por la política de recortes y reformas que se están llevando a cabo.
Por su parte, los actos vandálicos de los más radicales o las actuaciones de los piquetes también fueron desmedidas. La manifestación fue convocada por los sindicatos de forma pacífica y la huelga la hace quien quiere. Destrozar mobiliario urbano no tiene ningún sentido, ya que lo pagamos con nuestros impuestos y destrozar los pequeños comercios que no se pueden permitir cerrar no es justificable de ningún modo ya que están en su derecho de abrir. Los trabajadores de algunas grandes empresas se vieron obligados a trabajar amenazados con la suspensión de cobro de ese día y con un posible despido, estoy seguro que hay otras maneras de joder a esas empresas sin recurrir a la violencia.


A la mente de muchas personas debieron venir muchos recuerdos de las duras manifestaciones, la represión y los palos a diestro y siniestro durante la dictadura y posterior transición hacia otra "dictadura encubierta". Esas manifestaciones sí sirvieron para cambiar cosas y conseguir poco a poco unos derechos dignos para los trabajadores, entre otras reformas. Grandes conquistas que dejaron sangre, dolor y muerte, pero que sirvieron para que los jóvenes vieran el futuro con otros ojos. Ayer vi cómo los policías hicieron cargas y aporrearon a mujeres, señores mayores e incluso a un chico con muletas que andaba muy despacio. Y esta gente no estaba en primera linea, donde estaban los disturbios, estaba sentada en los bancos y balconadas de piedra dentro de la plaza. Cuando la policía cargó no cargó únicamente contra los radicales que les estaban tirando de todo, sino que también cargaron y apalearon a personas de cualquier edad y condición.


Por una parte están los radicales y por la otra la policía, pero entre medio hay personas que salen a manifestarse en un día de huelga general, que por el momento es un derecho. Personas que solo quieren manifestar su malestar e indignación por una política que no mira por ellos. La violencia gratuita e indiscriminada de ayer fue vergonzosa se mire desde donde se mire. En todas partes hay hijos de la gran puta. 

6 comentarios:

Enric Sirera dijo...

Bones!!!! hi havia tema... m'agraden!!!!

Mingo dijo...

Sí, Enric, había tema pero me gustaría haber tenido que contar otros hechos, de verdad que fue de vergüenza... Una abraçada!

Antonio Moragues dijo...

Muy de acuerdo con lo que dices. Espero que todo bien por Barcelona. Aquí en Sevilla estuvo tranquila la cosa.

Saludos.

La Caverna de la Luz dijo...

Es lo que pasa cuando, para ganar elecciones por mayoría absoluta, con unos votos taciturnos y aborregados, que confunden al enemigo dándo el poder a las oligarquías dominantes, lo que hacen esas oligarquías es deteriorar la democrácia, convirtíendola, como tu bien dices, en una "dictadura encubierta", donde no hay ni sanidad, ni educación de calidad, sino "pan y circo". Y ahora ni tan siquiera pan. Y ahí es donde entra la violencia, en ese coctel fatal de ignorancia y rabia, que se descarga contra el mobiliario urbano o contra el viejo sentado en un banco o el indefenso de las muletas. Porque a los "animales" les une el mismo instinto, lleven puesto un casco antidisturbios o un pañuelo negro tapando la cara, o un parche en un ojo... el "o tu, o yo", el "o estás conmigo, o estás contra mi"... el extremismo simplista que hace de todo la misma mierda.

Un abrazo Mingo, y perdona por la indignación de un obrero y sindicalista, aunque en la reserva (por suerte o por desgracia)...

Marcelo Caballero dijo...

Muy buena crónica, Mingo.

Domingo Venero Barberán dijo...

Bueno, Antonio, más de uno se fue calentito para casa sin comerlo ni beberlo... Ya he visto que estás muy activo con el blog. Ánimo!

"Poco pan y pésimo circo", sí, Javi, ahora seguro que hay más de uno que se arrepiente de su voto y se echa las manos a la cabeza. Quedan cuatro años por delante...si es que no revienta por algún sitio esta escabechina política. Quizá esto no pasaría si el voto fuera obligatorio como en otros países, con multa si no vas a votar, los porcentajes electorales creo que iban a cambiar mucho. Para mi una pena que estés en la reserva, por tu experiencia y lo que ayudarías, pero qué bueno que tengas tu tiempo. Un abrazo!

Gracias, Marcelo.